Somos un colectivo por la inclusión que nace en el 2003 con el sueño de crear espacios de participación y protección de derechos de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y familias en situación de vulnerabilidad.

Entendemos a la EDUCACIÓN como un derecho humano universal que construye, transforma, enriquece, conquista, dignifica, iguala y permite comunidad.

En nuestros centros comunitarios llevamos adelante talleres de apoyo escolar y artísticos fortaleciendo el puente con la escuela y la promoción de derechos.



Somos un equipo multidisciplinario formado por educadores, artistas, trabajadores sociales, y profesionales de distintas áreas. Creemos en espacios que articulan positivamente la relación entre el Estado y el territorio, pudiendo contribuir al desarrollo educativo, artístico y comunitario en barrios vulnerables.

Acompañamos a les más jóvenes en sus procesos formativos brindando un espacio completo, cálido y seguro para que aprendan, disfruten y jueguen, en tranquilidad y compañía.

El equipo técnico de ACEJ se articula en torno a 4 ejes que trabajan transversalmente para sostener diariamente los cuatro centros comunitarios y las actividades de la Red de Emprendedores, estas áreas son: Administración, Centros Comunitarios, Economía Social y Comunicación.

Los centros y talleres son coordinados por un afectuoso y profesional equipo de profes que entienden que todas las personas tienen derecho a acceder a una educación integral gratuita, igualitaria e inclusiva.

Creemos en la promoción del protagonismo de nustrxs niñas, niños y adolescentes garantizando su derecho a ser escuchados/as y permitiendo el efectivo establecimiento de canales de participación que permitan que se expresen individual y colectivamente.

Incluimos en nuestros talleres la propuesta pedagógica de la ESI acorde a la Ley N° 26.150 abordando los conceptos de manera transversal en todos nuestros espacios. Esta propuesta Incluye el desarrollo de saberes y habilidades sobre los cinco ejes conceptuales que la ley propone: el cuidado del propio cuerpo; la valoración de las emociones y de los sentimientos en las relaciones interpersonales; el reconocimiento de la perspectiva de género; el respeto de la diversidad; y el ejercicio de los derechos concernientes a la sexualidad. Además, promueve el trabajo articulado con centros de salud, organizaciones sociales y familias..